Noticias

Pruebas y Diagnósticos: Biopsias

Es necesario obtener muestras celulares (biopsias) y examinarlas en el microscopio para identificar el esófago de Barrett y buscar posibles signos de displasia.

Leer más
La Endoscopia

Si aparecen síntomas persistentes de reflujo ácido u otros síntomas afines, el médico te derivará al servicio de gastroenterología que probablemente pida que te realicen una gastroscopia. A esta técnica también se le denomina endoscopia o esofagogastroduodenoscopia (EGD)12.

Leer más
Pruebas y diagnósticos: Autodiagnóstico

Puede que seas consciente de que padeces reflujo o regurgitación, o de la quemazón ácida a la que nos referimos como ardor, y puede que este libro te haga darte cuenta de otros posibles síntomas que hasta ahora no has considerado importantes (recordemos que no todo el que padece reflujo ácido experimenta ardor).

Leer más
Hipoclorhidria

La hipoclorhidria es un trastorno en el que no hay ácido clorhídrico suficiente en el estómago. Mientras que la hipersecreción de ácido es un problema reconocido y tratado en este libro, hay personas que sufren de hipoclorhidria natural: no producen el ácido suficiente. Sin embargo, una medicación para la supresión del ácido a altas dosis también puede provocar que haya una cantidad muy baja de ácido. Es el resultado de que los medicamentos funcionen demasiado bien.

Leer más
Esófago de Cascanueces

Existen muchos términos para referirse a los espasmos esofágicos. El término “esófago en cascanueces” designa por lo general una peristalsis hipertensiva en la que se exacerba la actividad muscular normal de la peristalsis. Los músculos del esófago se contraen y se relajan consecutivamente, como en una peristalsis normal, pero se ejerce una presión mayor.

Leer más
Disfagia

Las dificultades para tragar (disfagia) pueden atribuirse a varias causas. Si se experimentan dificultades al tragar es necesario acudir al médico para una evaluación inmediata.Estos problemas pueden estar causados por enfermedades que causan alteraciones cerebrales, como el Parkinson, la esclerosis múltiple o la enfermedad de la motoneurona; por disfunciones musculares causadas por un ictus; por acalasia, en la que el esfínter esofágico inferior no se relaja lo suficiente; o por estenosis o estrechamientos del esófago causados por un tumor.

Leer más
Ansiedad

¿Es peor la ansiedad derivada de un diagnóstico de esófago de Barrett que el propio pronóstico de la enfermedad?

Leer más
Cáncer de Esófago

Existen dos tipos de cáncer de esófago: el carcinoma escamoso de esófago (CEE) y el adenocarcinoma de esófago (ACE). Los carcinomas escamosos de esófago son más prevalentes en los países asiáticos, mientras que los adenocarcinomas de esófago son más comunes en Europa y América.

Leer más
Esófago de Barret

La combinación de ácido, bilis y reflujo puede provocar varias complicaciones y alteraciones asociadas que se tratan en este capítulo, incluido el esófago de Barrett, que puede llegar a convertirse en cáncer.

Leer más
Combinaciones y complicaciones: Esofagitis

La mucosa que recubre el interior del esófago produce mucus, que ayuda a que el alimento se desplace al estómago y ofrece algo de protección a la capa superficial (epitelio) del esófago.

Leer más
Hacer ejercicio después de comer

Después de las comidas deberíamos permitir que el estómago se vaciase antes de realizar cualquier actividad que pueda comprimirlo, inclinarlo o agitarlo. Probablemente lo mejor sea abstenerse de realizar ejercicios como los abdominales, levantar cargas pesadas, doblarse hacia delante, correr o nadar, entre otros, durante al menos una hora tras las comidas.

Leer más
La importancia de comer bien

El estilo de vida que llevamos es también culpable del aumento en el número de casos de reflujo ácido y de sus problemas derivados. Tenemos tendencia a comer demasiado y a hac erlo demasiado rápido. Además, es probable que estemos ingiriendo alimentos poco adecuados (por ejemplo, las carnes grasas o procesadas necesitan pasar más tiempo en el estómago para descomponerse, por lo que no deberían comerse con prisas o a la carrera).

Leer más
Alimentos que pueden provocar reflujo y factores desencadenantes

Algunas drogas (como la cafeína o el alcohol) pueden relajar los músculos del esfínter esofágico inferior, lo que puede exacerbar el reflujo. Sin embargo, los pacientes que experimentan reflujo con frecuencia tienen un esfínter que no funciona correctamente de todas formas, y el efecto de estos compuestos puede no suponer una gran diferencia.

Leer más
Alimentos ácidos y alcalinos

La acidez o alcalinidad de la comida que consumimos en realidad tiene un impacto ínfimo o nulo sobre la producción de ácido en el estómago, que está regulada por las hormonas acetilcolina, histamina y somatostatina.

Leer más
TRATAMIENTO PARA EL REFLUJO: FUNDUPLICATURA

La funduplicatura es un procedimiento quirúrgico en la que la parte superior del estómago (o fundus gástrico) se cose (o se plica) alrededor de la base del esófago para reforzar el esfínter esofágico inferior y reducir el reflujo. Existen varias técnicas para llevarla a cabo.

Leer más
TRATAMIENTO PARA EL REFLUJO: Angelchik

En 1973 se utilizó por primera vez para paliar la ERGE (aunque su uso no se generalizó hasta 1979). El dispositivo Angelchik, una banda de goma colocada en torno al esófago, refuerza el esfínter esofágico inferior y previene las molestias del reflujo.

Leer más