Nuevos tratamientos no quirúrgicos para el reflujo extraesofágico

Reflux Band


Reflux Band (anteriormente conocida como Reza Band), de la empresa Somna Therapeutics, es un dispositivo que se coloca alrededor del cuello por las noches para que ejerza presión suficiente sobre el músculo cricofaríngeo para evitar el reflujo extraesofágico nocturno.

Los resultados de un ensayo clínico limitado publicado en Gastroenterology en 2012 [r-lii] mostraron que “todos los pacientes toleraron bien el dispositivo y completaron el estudio. No se registraron complicaciones ni quejas derivadas del uso del dispositivo”.

Los posibles usuarios pueden rellenar un cuestionario.

¿Sufres alguno de estos problemas? En ese caso, puntúalos del 0 (Ningún problema) al 5 (Problema grave).

  • Ronquera o problemas de voz
  • Aclaramiento de garganta
  • Exceso de mucosa en la garganta o goteo postnasal
  • Dificultades para tragar alimentos, líquidos o pastillas
  • Tos tras comer o tras tumbarte
  • Dificultades respiratorias
  • Tos crónica o molesta
  • Sensación de tener algo pegado en la garganta o de nudo en la garganta
  • Ardor, dolor en el pecho, indigestión o regurgitación ácida


Suma la puntuación total. Un resultado de más de 13 puntos se considera un diagnóstico positivo de reflujo ácido en garganta y pulmones.

MedClineTM

Para reducir el reflujo nocturno se aconseja a los pacientes que levanten la cabecera de la cama o que utilicen una almohada de soporte en forma de cuña y que se acuesten sobre su lado izquierdo.

MedClineTM es un dispositivo diseñado para que este proceso resulte más sencillo.

Un artículo publicado en American Journal of Gastroenterology en 2014 concluía diciendo: “En pacientes con ardor y regurgitación a pesar del uso de IBPs, el dispositivo MedClineTM para el posicionamiento durante el sueño redujo significativamente los síntomas nocturnos, el impacto matutino de la ERGE nocturna y la preocupación de los pacientes por la ERGE nocturna tras dos semanas de uso”.

Un estudio publicado en la misma revista en el año 2015 [r-liii] añadía: “El dispositivo para el posicionamiento durante el sueño mantiene eficazmente la postura recostada. Al lograr que el paciente se tumbe sobre el lado izquierdo, reduce la exposición esofágica al ácido en dicha postura”.